sábado, 4 de agosto de 2012

CASTILLO DE LUESIA

A 12 km de UNCASTILLO, en la localidad de Luesia.Historia:

Aunque se sabe que es de origen musulmán y que era llamado Hisn Lawuasa, las primeras noticias que se tienen del castillo son del año 911, cuando el lugar pertenecía a Sancho I de Navarra.

En cada uno de estas plazas fuertes había también un lugarteniente del monarca, conocido como tenente, en cuyo nombre lo poseía y habitaba. Los tenentes conocidos de Luesia son: en el año 1036 Lope Iñiguez, relevado por Ínigo Jiménez de Guasillo en el año 1037.

Avanzadas luego las líneas de la reconquista por Sancho Ramírez, la naciente vida del pueblo, se haría más tranquila y estable, comenzando a repoblarse en 1125 por Banzo Fortuñón a las órdenes del rey Alfonso I, quien la dono después al monasterio de San Juan de la Pela. En el año 1215 fue empeñado por el rey de Aragón a Ximéno Cornel. Jaime I lo dio a Lope Jiménez en el año 1247 a cambio de algunas arquerías en Mallorca, y en 1260 lo empeñó al notario leridano Sa Sala por 1.500 morabetinos, para un año después pasar a manos de Johannes de Grimons. Finalmente pasaría a la baronía de Ayerbe.

En el siglo XV pertenecía a los Fernández de Heredia y en el siglo XVI a los arzobispos de Zaragoza.

Descripción:

La fortaleza está estructurada en dos recintos a diferente altura. Del superior quedan pocos restos, lo más destacable es un muro que cubre el lado norte sobre el borde la cresta rocosa. En el extremo este se conserva un torreón de planta pentagonal en su exterior y trapezoidal en el interior, está hecho de buena sillería. Interiormente se dispone en cuatro pisos, según se puede deducir de los entallamientos que conserva para el apoyo de las vigas. El torreón ha perdido su remate almenado, su puerta de entrada es en arco de medio punto, encima de ella hay una ventana y varias saeteras.

El segundo recinto esta en el la ladera sur de la cresta, y la sigue hasta alcanzar la iglesia del Salvador, enlazando con su ábside. Desde una esquina contigua de la misma iglesia nace otro muro peor conservado, pero en donde se dispone la puerta de ingreso en arco ligeramente apuntado por fuera y rebajado al interior. En ella hay un escudo del arzobispo Hernando de Aragón del año 1546.

No hay comentarios:

Publicar un comentario