jueves, 2 de agosto de 2012

CASTILLO DE SIBIRANA

Historia:

El castillo es conocido como el “castrum Silbanianus”, según Lacarra. Castillo disputado por navarros y musulmanes, fue conquistado por los Banu Qasi en el año 891. Recuperado definitivamente por Sancho Garcés I en el año 921, en su campaña de los Arbas. El rey navarro gobernó en la sombra el condado de Aragón durante está época, como tutor de su hijo, García Sánchez I.

La existencia de este castillo esta probada en el año 1063 y también en el 1086, mediante un documento de la reina Felicia.

Alfonso I otorgaría carta puebla a Luesia, en la que se dice: y desde allí baxando a donde el río Sibrana.

Después hay pocas referencias al castillo, estuvo bajo la tenencia de Pedro López de Luna entre 1159 y 1162.

Descripción:

Situado sobre una ovalada cumbre de poco altura, pero muy espectacular, el castillo es de 25 metros de longitud por 4 de anchura. Está formado por dos torreones rectangulares, uno en cada extremo de la cumbre, unidos por muros paralelos levantados sobre el mismo borde de la peña, el patio de armas es de dimensiones muy reducidas.

Las torres, aunque de la misma época y similar aparejo en sillería, no son iguales. La más al oeste es rectangular de 6 por 4 metros, y está en una posición más elevada, con puerta de entrada en alto, mirando al patio. Tiene varias saeteras y una ventana en arco de medio punto. La otra es más robusta, y de planta trapezoidal, también tiene la puerta en alto y mirando al patio.

También hay restos del aljibe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario